ACOSO RACISTA. Condenan un colegio por no proteger a una niña acosada desde los 6 años

ACOSO RACISTA. Condenan un colegio por no proteger a una niña acosada desde los 6 años

El colegio Literator de Aranjuez ha sido condenado por no proteger a una niña racializada que sufrió acoso escolar durante dos cursos. La niña recibió vejaciones racistas, como "tiene la piel de color mierda" o "negra de mierda". Pese a la condena, ni siquiera han pedido perdón por no haber protegido a la niña.

Una niña racializada fue víctima de acoso escolar al menos durante dos cursos en un colegio de Madrid. La menor sufrió vejaciones y insultos racistas, y llegó a tener ideas suicidas.

La Justicia ha acreditado que sufrió bullying cuando tenía entre ocho y diez años. La niña racializada fue víctima de vejaciones y de insultos racistas, como “tiene la piel de color mierda” o “negra de mierda”, durante al menos dos cursos.

A pesar de las reiteradas quejas de la madre de la niña, el Colegio Literator Sociedad Cooperativa, situado en Aranjuez (Madrid) no detectó el acoso. Sin embargo, la investigación judicial realizada detectó que el protocolo de acoso del colegio presentaba “deficiencias”. Como consecuencia de estos hechos, se ha condenado al centro a abonar 10.000 euros a la menor.

La madre llegó a avisar a las instituciones educativas de “que el día 27 de mayo de 2018 había encontrado entre los libros de Verónica una nota de suicidio”. Años después, todavía conserva el texto de aquel documento, donde la menor asegura: “No puedo con mi vida”.

De acuerdo al testimonio de la madre, cuando informó sobre la nota a su tutora, ella dijo ‘qué fuerte’ y no volvió a escribir más.

La llamaban ‘hija de puta’, ‘negra de mierda’. Cuando la niña se escondía en el baño, entraban a pegarle, o tirarle por las escaleras. En ese tiempo la menor tenía seis años. ¿Desde el colegio le informaron de estos hechos? “Nunca”, asevera su madre.

RELACIONADO:  ZARAGOZA: La respuesta de la tutora al acoso racista de Saray: "No es ‘bullying’ ni ‘bulan’"

Tras enviar correos a la dirección del centro informando sobre el caso, se terminó reuniendo con los responsables del colegio. “Nada más entrar me dice la directora: ‘Madre mía, eres una pesada”. En un encuentro con tres responsables del centro le “dicen que todo está bien, que no ven nada raro.”

Aunque ha conseguido una condena, la madre no ha logrado la segunda pretensión por la que impulsó la demanda: que los responsables educativos pidieran disculpas a la menor. “Quiero que se le pida perdón y que reconozcan que se han equivocado. Ella cree que es la culpable”, detalla esta mujer, que también cuenta que su hija “rechaza su color” y “su pelo”. “Le decían que tenía pelo asqueroso y color de mierda. Me he enterado de eso por la sentencia”, apunta.

FUENTE:
https://www.eldiario.es/

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad