FRAUDE MILLONARIO DE CAIXABANK A TEMPORERAS MARROQUÍES: la entidad bancaria cobró durante años seguros no solicitados por las trabajadoras en la provincia de Huelva

FRAUDE MILLONARIO DE CAIXABANK A TEMPORERAS MARROQUÍES: la entidad bancaria cobró durante años seguros no solicitados por las trabajadoras en la provincia de Huelva

COMPARTE EN TUS REDES

Si te gustan nuestros contenidos ¡apóyanos compartiéndolo en tus redes!

Pruebas obtenidas por la revista La Mar de Onuba apuntan a que el «fraude de los seguros» generó ingresos ilegítimos de varios millones de euros al gigante de la banca española donde cantidades de hasta 200 euros eran detraídas ilegalmente del salario que las trabajadoras temporeras domiciliaban en las oficinas de CaixaBank de la provincia de Huelva durante las campañas de frutos rojos.

Los documentos recabados por esta revista en Marruecos amplían en dos años más el periodo en que el fraude se estuvo cometiendo sin que las organizaciones patronales, los entes mediadores, la Inspección de Trabajo o las áreas del Gobierno responsable de la contratación en origen lo detectaran. De momento, la entidad bancaria admite «no haber encontrado» la documentación que respalde la legalidad de los seguros cobrados a las temporeras sin su consentimiento, pero rechaza abrir una investigación interna porque estas «no han denunciado».

Las temporeras entrevistadas por La Mar de Onuba en Tánger, Rabat y Meknés desconocían haber sido titulares de seguros, y que los cargos efectuados por las entidades bancarias implicaban contraprestaciones para ellas.

RELACIONADO:  TEMPORERAS DE LA PANDEMIA: 8 personas en un barracón, baño compartido para 16, jornadas de 15 horas

El fraude revelado por La Mar de Onuba el pasado 22 de junio y perpetrado por CaixaBank / La Caixa contra mujeres temporeras marroquíes de los contingentes anuales de contratación en origen (Orden Gecco) para la recogida de frutos rojos en la provincia de Huelva, no se limitó a una oficina del gigante bancario español, ni afectó únicamente a las trabajadoras de una única empresa.

Todas las mujeres afectadas y entrevistadas entre los días 4 y 9 de diciembre en Tánger, Rabat y Meknés, desconocían haber sido titulares de ningún tipo de seguro durante de su estancia en España. Ninguna de ellas ha recibido nunca facturas por los seguros cobrados mediante cargo en sus cartillas bancarias, ni tampoco las correspondientes pólizas que detallaran las prestaciones ofrecidas por el banco a cambio del cobro realizado.

Ninguna de ellas solicitó nunca información ni expresó a CaixaBank su interés por contratar un seguro de carácter privado que no necesitaban

Las trabajadoras migrantes adscritas a los contingentes de contratación en origen ya pagan -a través de sus nóminas y como todas las personas trabajadoras en España- sus correspondientes cotizaciones en concepto de Seguridad Social y otras contingencias comunes.

RELACIONADO:  NUEVO INCENDIO EN UN ASENTAMIENTO CHABOLISTA EN HUELVA

Además, la propia orden ministerial Gecco que regula la contratación colectiva en origen, garantiza la cobertura sanitaria y otras relacionadas con el bienestar social de las trabajadoras marroquíes durante sus estancias temporales en España, por lo que no necesitaban un nuevo seguro.

Teniendo en cuenta que el fraude ha venido siendo perpetrado por la entidad, al menos, y según la documentación a la que ha tenido acceso esta redacción, entre 2011 (dos años antes de lo conocido hasta ahora) y 2019, la apropiación indebida puede estimarse en varios millones de euros. Una notable mejora a la cuenta de resultados del gigante bancario a costa del sudor de la trabajadoras marroquíes protegidas por la Orden Gecco.

Muchas trabajadoras eran conscientes de que se les estaba quitando dinero de sus cuentas sin recibir una explicación que justificara las incautaciones, pero, como aseguraron en su momento fuentes autorizadas de CaixaBank, «no consta que ninguna de ellas haya reclamado la devolución».

RELACIONADO:  MUERE TRABAJADOR MIGRANTE EN INCENDIO en un asentamiento en Lepe

Por otra parte, durante toda esa década tampoco parece que la Inspección de Trabajo, entes mediadores como el PRELSI, las organizaciones patronales o las áreas del Gobierno responsables directas de la contratación en origen hubieran detectado esta «anomalía» con coste millonario para el bolsillo de las temporeras marroquíes.

FUENTES:

COMPARTE EN TUS REDES

Si te gustan nuestros contenidos ¡apóyanos compartiéndolo en tus redes!

Deja un comentario

PREMIO CMIB 2022 BARCELONA otorgado a Regularización Ya por la iniciativa de regularización de 500 mil personas migrantes Previous post PREMIO CMIB 2022 BARCELONA otorgado a Regularización Ya por la iniciativa de regularización de 500 mil personas migrantes
LA ULTRADERECHA Y SUS MEDIOS AFINES inventan el bulo xenófobo que "un magrebí atacó el Belén de Calahorra" Next post LA ULTRADERECHA Y SUS MEDIOS AFINES inventan el bulo xenófobo que «un magrebí atacó el Belén de Calahorra»
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad