SUPERVIVIENTE DEL NAUFRAGIO: “Se les acabó el agua. Tiraban los cadáveres por la borda”

“Tuvieron una avería en el motor y pasaron muchos días en el mar sin víveres ni agua. Poco a poco empezaron a morir por deshidratación y falta de comida. Él veía cómo los cadáveres eran arrojados por la borda”

NAUFRAGIO: “Se les acabó el agua. Tiraban los cadáveres por la borda”

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS NOVEDADES Y CAMPAÑAS!

Suscríbete a nuestra Lista de correos:

¡TAMBIÉN ESTAMOS EN TELEGRAM!

Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, click aquí y síguenos»

Pasaron varios días a la deriva, no recuerda cuántos. Se quedaron sin agua y sin comida. De 28 personas, solo él vivió para contarlo. El único superviviente del naufragio rescatado el jueves en aguas mauritanas, se encuentra ya en un albergue de la ciudad de Nuadibú, al norte del país africano, tras pasar varias horas en el hospital.

“Según su relato, hemos podido reconstruir que la patera salió con 28 personas a mediados de julio de la ciudad de Dakhla”, cuenta Laura Lungarotti, jefa de misión de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) en Mauritania.

“Tuvieron una avería en el motor y pasaron muchos días en el mar sin víveres ni agua. Poco a poco empezaron a morir por deshidratación y falta de comida. Él veía cómo los cadáveres eran arrojados por la borda”. Murieron 27 personas, entre ellas tres mujeres y varios menores, según el joven.

La embarcación se dirigía a Canarias. Muchos de sus ocupantes procedían de Guinea Conakri, al igual que el joven superviviente del naufragio, que habla soussou, una lengua propia de este país. Fue la Guardia Costera mauritana quien encontró la embarcación a la deriva en aguas próximas a Nuadibú con el joven en su interior, “en estado de shock”, según Lungarotti. “El chico asegura que sobrevivió porque bebió agua de mar”, añade. Fue ingresado en el hospital de esta ciudad, donde permaneció varias horas hasta su traslado ayer a un albergue gestionado por la OIM. “Está agotado, pasa mucho tiempo durmiendo”, añade la jefa de misión de esta agencia de Naciones Unidas.

Las autoridades mauritanas no tienen previsto repatriar al joven, quien tendrá la opción de regresar a su país si así lo desea cuando se recupere. De momento, tanto la OIM como la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) se han puesto en contacto con la comunidad guineana en Nuadibú para que participe en la asistencia al migrante, que está recibiendo no solo ayuda humanitaria y médica sino también psicológica.

LEER MÁS:
https://elpais.com/espana/2020-08-07/se-les-acabo-el-agua-tiraban-los-cadaveres-por-la-borda.html

Cómo puedes ayudarnos a luchar contra el racismo

En Poder Migrante trabajamos por los derechos de las personas migrantes y luchamos contra el racismo, pero no podemos hacerlo sin tu apoyo.

¡DESCUBRE CÓMO PUEDES AYUDARNOS!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad