VIDEO: «VIVIMOS COMO ANIMALES» -El drama de los temporeros en Lleida

El drama de los temporeros en Lleida

Un centenar de abrevaderos prueban que en una granja que hoy se cae a pedazos en Aitona (Segrià) antes vivía un ganado. Ahora son unos 20 temporeros los que habitan este insalubre lugar.

Como ellos, cientos de hombres han aterrizado en Lleida y los pueblos de su alrededor en los últimos meses para trabajar en la cosecha de la fruta. Las granjas abandonadas son uno de los cobijos. Otros duermen amontonados en pisos, garajes o, directamente, tendidos en la calle.

Hace décadas que las administraciones miran de reojo este drama campaña tras campaña. Pero este año, la pandemia mundial del coronavirus ha extremado la miseria de los temporeros a la par que el miedo a los contagios.

Los cientos que lo buscan no tienen dónde ir ni qué comer, y viven en condiciones más que insalubres. «Nos tratan peor que a los animales, se han olvidado de que somos personas»

Los empresarios agrarios de Lleida, al ver que los extranjeros no podrían cruzar la frontera, hicieron un llamamiento de trabajadores para la campaña de la fruta. Hoy malviven en esta granja abandonada en las afueras de Aitona, sin luz, ni agua corriente y donde los mosquitos y el hedor se cuelan en cualquier espacio.

«Al final el problema reside en la ley de extranjería, y en este modelo agrario intensivo, que maximiza los beneficios en pocas manos, deja atrás los pequeños payeses, los productos de proximidad, y se olvida de de los más vulnerables»

RELACIONADO:  LA MUERTE DE ELEAZAR BLANDÓN EN MURCIA: vejaciones, jornadas de 11 horas a más de 40 grados y sin agua

LEE AQUÍ TODA LA HISTORIA:
https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200703/el-drama-de-los-temporeros-en-lleida-vivimos-como-animales-8025638


MANTENTE AL DÍA
Sigue a #PoderMigrante para más información
https://podermigrante.wordpress.com

#StopHateForProfit

Sobre Poder Migrante 428 artículos
Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario