UNA NIÑA CONTEMPLA CÓMO ARROJAN A SU HERMANO PEQUEÑO AL MAR TRAS MORIR EN UNA PATERA

UNA NIÑA CONTEMPLA CÓMO ARROJAN A SU HERMANO PEQUEÑO AL MAR TRAS MORIR EN UNA PATERA

El relato de una niña de unos doce años de Guinea Conakri acaba de dejar helados a los miembros de los servicios de emergencia que atienden a la última patera llegada al sur de Gran Canaria: Su hermano, de nueve, falleció solo unas horas antes, mientras estaban perdidos en el Atlántico, y sus compañeros de travesía arrojaron su cuerpo al mar.

Los ocupantes de la patera, subsaharianos, aseguran que llevaban unos cinco días en el mar cuando los encontró un avión de Salvamento, unos 160 kilómetros al sur de la tierra que ahora pisan.

Su estado de agotamiento, mareo, deshidratación y debilidad lo acredita: la mayoría apenas puede caminar sin ayuda cuando descienden al muelle, a varios los sacan del barco las asistencias en camilla y dos han ido directamente al hospital.

Mientras la asistencia prosigue en el muelle, un miembro de los equipos de emergencia cuenta la escena: tienen a una mujer sedada en el muelle, con una crisis de ansiedad tremenda, que llora inconsolable.

Con ella viaja una niña, de unos doce años. Es su hija y tiene la entereza de contar a los voluntarios de Cruz Roja y los sanitarios una historia terrible: su hermano, de nueve años, se fue apagando poco a poco en el océano y este miércoles murió. Quedó en el mar.

RELACIONADO:  EL GOBIERNO PREPARA AMBICIOSO "PLAN DE CHOQUE" que incluye el envío de aviones y buques para frenar la inmigración

Con ella llegan otros dos menores, dos niños de entre ocho y nueve años. También una embarazada, en situación delicada.

Más de 23.000 personas llegaron el año pasado en patera o cayuco a Canarias y al menos 600 se dejaron la vida en el camino, aunque otras organizaciones como Caminando Fronteras, elevan por encima de las 1.000 víctimas.

FUENTE: 20 Minutos

Sobre Poder Migrante 432 artículos
Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario