ENTREVISTA: «Preferí jugarme la vida en el mar a seguir sufriendo en África»

ENTREVISTA: "Preferí jugarme la vida en el mar a seguir sufriendo en África"

La ruta migratoria que lleva a Canarias es la segunda más mortífera del mundo, tras la del Mediterráneo central (Libia). Este año ya han muerto 263 personas en una travesía que desde las costas de África puede llevar varios días, más de una semana incluso, a bordo de rudimentarias barcas de pesca repletas de migrantes.

Alhagie Yerro, un joven de Gambia, hizo esa ruta hace once años desde Mauritania y sabe muy bien cómo es, lo terrible que es viajar cuatro días así en medio del océano, lo que le costó alcanzar su sueño: Europa.

Antes de nada, algunos datos importantes del punto de partida: Gambia, de donde procede Yerro, ocupa el puesto 174, entre los 15 últimos del mundo, en el informe de Desarrollo Humano que elabora Naciones Unidas y señala que alrededor del 17% de los niños nacidos en el año 2000 en esos países morirán antes de cumplir los 20.

La esperanza media de vida de un gambiano es de 61,7 años y la renta per cápita no llega a los 600 euros. En la aldea de Yerro, situada junto a la frontera sur con Senegal, no hay luz ni agua corriente, tampoco hay médicos cerca ni colegios.

Y otros dato importantes respecto al punto de llegada: Canarias ha recibido este año (hasta el 30 de noviembre) 19.566 migrantes llegados en pateras, un 881% más que en 2019, según la última estadística del Ministerio de Interior. Y España, país del que forma parte Canarias, miembro de la UE, tiene una renta per cápita que multiplica por 50 la de Gambia y una esperanza de vida que es 22 años mayor.

RELACIONADO:  III CONGRESO INTERNACIONAL DE PERIODISMO DE MIGRACIONES Y DESARROLLO

Sin embargo, en el caso de Alhagie Yerro tampoco haría falta detallar los datos de la tremenda desigualdad entre uno y otro país, porque la misma travesía que hizo en 2009 para llegar a España explica suficientemente las razones de su partida.

Ahora, residente en Barcelona y trabajador de instalaciones eléctricas, asegura que no volvería a hacerlo y aconseja a sus compatriotas que no lo hagan, aunque, por haberse atrevido a hacerlo, él disfruta ahora de la vida en un país desarrollado que, según él, no tiene nada que ver con el sueño que le empujó a embarcarse.

LEER LA ENTREVISTA COMPLETA:
https://www.publico.es/sociedad/migracion-ruta-mortal-canarias-preferi-jugarme-vida-mar-seguir-sufriendo-africa.html

Sobre Poder Migrante 428 artículos
Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario