ARCHIVAN EL CASO DEL TRABAJADOR TEMPORERO QUE FALLECIÓ EN SU TRABAJO Y CUYO JEFE ABANDONÓ EL CUERPO EN UN CENTRO DE SALUD

ARCHIVAN EL CASO DEL TRABAJADOR TEMPORERO QUE FALLECIÓ EN SU TRABAJO Y CUYO JEFE ABANDONÓ EL CUERPO EN UN CENTRO DE SALUD

El Juzgado de Primera Instancia de Cazorla ha decretado el archivo del caso del trabajador inmigrante temporero Saíd Oubella, de 31 años, cuyo cadáver fue abandonado en diciembre de 2019 en el centro de salud de Pozo Alcón (Jaén), a donde lo trasladó el dueño de la finca de aceituna en la que se encontraba trabajando sin que tuviera contrato de trabajo ni documentación en regla. En el auto, la jueza señala que decreta el sobreseimiento «al no existir indicios sólidos y suficientes de la comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores«.

8 MESES ESPERANDO EL INFORME DE INSPECCIÓN DE TRABAJO

El archivo de la causa llega después de que el juzgado esperara durante ocho meses el informe de la Inspección de Trabajo en el que se concluía que no hubo incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y que por tanto en lo ocurrido no había delito contra la seguridad en el trabajo.

La juez remitió dicho informe a Fiscalía, que también determinó el sobreseimiento y archivo por considerar que no había indicios de la comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores. En virtud a todo ello, la jueza señala que «no ha quedado suficientemente acreditada la comisión de delito alguno por parte del investigado«.

RELACIONADO:  CIENTOS DE TRABAJADORES MIGRANTES DUERMEN A LA INTEMPERIE en Jaén durante la campaña de la aceituna

EL DUEÑO DE LA FINCA: APODERADO DE VOX Y SIN HACER CONTRATO AL TRABAJADOR TEMPORERO

El empresario Francisco Moreno, de nacionalidad española, conocido como Paco ‘el de Vox’ por ser miembro apoderado del partido de extrema derecha y anteriormente concejal del PP, fue detenido por la Guardia Civil que le imputó inicialmente un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y que quedó en libertad a la espera de que lo llamara a declarar la responsable del juzgado.

Según la Guardia Civil, el suceso tuvo lugar el 14 de diciembre del pasado año cuando el propietario de la explotación olivarera abandonó en el centro de salud del municipio el cuerpo sin vida del trabajador temporero inmigrante, de nacionalidad marroquí, que falleció en su finca recogiendo aceituna. El trabajador se desplomó inconsciente mientras trabajaba y el propietario de la explotación lo llevó en su vehículo hasta el centro de salud de Pozo Alcón.

En el centro de salud pidió una camilla para tumbar al temporero y abandonó el lugar. Fue el médico el que señaló que el paciente había fallecido y que su muerte no se había producido en el centro de salud sino anteriormente.

Con su auto, que no es firme y puede ser recurrido, la jueza cierra la puerta a la vía penal, por lo que este empresario sólo se enfrentaría a las sanciones administrativas.

RELACIONADO:  DESMANTELAN RED DE EXPLOTACIÓN LABORAL

FUENTES:

Sobre Poder Migrante 433 artículos
Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario