LA VERDADERA CARA DE LA UE: tecnología y violencia contra los refugiados

LA VERDADERA CARA DE LA UE: tecnología y violencia contra las personas refugiadas

Drones, cámaras de visión térmica y dispositivos capaces de detectar los latidos del corazón son algunas de las nuevas herramientas tecnológicas que utiliza cada vez más la policía europea para impedir que los migrantes refugiados crucen las fronteras, o para hacerlos retroceder con violencia cuando lo intentan.

La expulsión, a menudo violenta, de los inmigrantes refugiados sin darles la oportunidad de solicitar asilo es ilegal según la legislación de la UE, que obliga a las autoridades a tramitar las solicitudes de asilo independientemente de que los inmigrantes posean o no documentos de identificación o hayan entrado legalmente en el país.

La militarización de las fronteras europeas no ha dejado de aumentar desde 2015. La agitación del odio al migrante han impulsado el uso de las nuevas tecnologías. En el presupuesto 2021-2027, ha destinado 34.900 millones de euros a la gestión de las fronteras y la migración. Al mismo tiempo, ha relegado a un segundo plano la creación de pasajes seguros y procesos de asilo justos.

EL USO DE LA TECNOLOGÍA VA LIGADA AL AUMENTO DE LA VIOLENCIA CONTRA REFUGIADOS

Un informe de 2021 elaborado por Red de Vigilancia de la Violencia en las Fronteras afirma que la mejora de las tecnologías de control fronterizo ha provocado también un aumento de violencia contra los refugiados.

RELACIONADO:  CAMPAMENTOS, DEPORTACIÓN O CALLE, no hay más salidas para los migrantes bloqueados en Canarias

El informe destaca el caso de un joven argelino de 18 años que, en 2019, denunció que la policía lo había golpeado y estrangulado con su propia camisa cuando intentaba cruzar por la noche el paso de Bosnia a Croacia. «No puedes cruzar la frontera durante la noche porque cuando la policía te pilla, se ensaña contigo. Te destrozan», afirma el adolescente, que aseguró en su denuncia haber visto drones de vigilancia.

El sitio web de la red de ayuda a migrantes archiva cientos de denuncias de actos violentos. En febrero del año pasado, ocho agentes fronterizos rumanos golpearon a dos familias iraquíes con porras, administrando descargas eléctricas a dos hombres, uno de los cuales llevaba en brazos a su hijo de 11 meses. Les robaron el dinero y destrozaron sus teléfonos, antes de llevarlos de vuelta a Serbia, con las ventanillas abiertas del furgón policial para que entrara el viento gélido hasta que llegaron a su destino.

«Últimamente ha habido palizas muy, muy fuertes. Desde la primavera de 2018, ha habido un uso excesivo de armas de fuego, golpes con porras, pistolas eléctricas y cuchillos«.

FUENTE:
https://www.eldiario.es/desalambre/vernos-oscuridad-migrantes-enfrentan-avances-tecnologicos-protegen-fortaleza-ue_1_7357159.html

Sobre Poder Migrante 432 artículos
Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario