POLICÍAS MATAN CON 20 TIROS POR LA ESPALDA A UN HOMBRE NEGRO POR UNA SUPUESTA INFRACCIÓN EN BICICLETA

Un centenar de personas se reunió en el lugar para reclamar justicia, con pancartas de Black Lives Matter. Algunos manifestantes llevaban carteles en los que se leía: «Detengan a los policías asesinos».

POLICIAS MATAN CON 20 TIROS POR LA ESPALDA A UN HOMBRE NEGRO POR UNA SUPUESTA INFRACCIÓN EN BICICLETA

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS NOVEDADES Y CAMPAÑAS!

Suscríbete a nuestra Lista de correos:

¡TAMBIÉN ESTAMOS EN TELEGRAM!

Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, click aquí y síguenos»

La víctima, identificada como Dijon Kizzee, de 29 años, iba en bicicleta el lunes por la tarde cuando policías de Los Ángeles (EEUU) intentaron detenerlo por una supuesta infracción de tráfico, según la versión oficial, aunque sin especificar el tipo de falta.

De acuerdo a la versión del sheriff, el hombre «huyó corriendo» dejando detrás su bicicleta, y cuando los policías lo atraparon golpeó a uno de ellos en la cara. En su huida dejó caer varias prendas de ropa que llevaba en la mano. «Los agentes notaron que dentro de la pila de ropa había una pistola semiautomática negra», siempre según la versión del teniente Brandon Dean en rueda de prensa.

En ese momento los policías le dispararon. El hombre, alcanzado por varias balas, murió allí mismo. El abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia, afirma que Kizzee recibió más de 20 disparos e insta a cualquier testigo a que lo contacte para recaudar más información de lo sucedido.

Varias horas después del tiroteo, un centenar de personas se reunió en el lugar la noche del lunes para reclamar justicia, con pancartas de Black Lives Matter (Las vidas negras importan). Un pequeño grupo se volvió a reunir allí en la noche del martes para marchar de manera pacífica, mientras un helicóptero policial sobrevolaba la manifestación.

Algunos manifestantes llevaban carteles en los que se leía: «Detengan a los policías asesinos».

Deja, una mujer que presenció el tiroteo y que sólo ha proporcionado su nombre de pila, ha declarado que gritó «no le disparen, no le disparen», mientras los agentes intentaban detener a Kizzee, quien vivía en su vecindario.

«Estaban tratando de atraparle y quitarle sus cosas y finalmente, cuando no pudieron, se dio la vuelta para correr y le alcanzaron con una descarga de (pistola eléctrica) Taser en la parte posterior de la pierna», dijo Deja. «Se dio la vuelta y luego le dispararon», sentenció. Deja indica que los oficiales esposaron a Kizzee antes de que fuera declarado muerto.

POLICÍAS MATAN A OTRO JOVEN Y USAN LOS MISMOS ARGUMENTOS

El tiroteo del lunes se produce dos meses y medio después de otro tiroteo en Los Ángeles que produjo la muerte del joven Andrés Guardado, de 18 años, quien fue baleado por un policía de  Los Ángeles el 18 de junio cerca de un taller de carrocería.

El capitán del sheriff usó una versión muy similar alegando que Guardado «supuestamente miró hacia los agentes» y «sacó una pistola» antes de correr por la entrada del negocio. Los agentes persiguieron a Guardado y lo alcanzaron en la parte trasera del negocio, donde un agente disparó seis balas.

Una autopsia independiente ordenada por la familia de Guardado encontró que el adolescente recibió cinco disparos en la espalda; la oficina del forense del condado de Los Ángeles llegó a la misma conclusión y la forma en que murió Guardado fue certificada como homicidio.

LEER MÁS:

Cómo puedes ayudarnos a luchar contra el racismo

En Poder Migrante trabajamos por los derechos de las personas migrantes y luchamos contra el racismo, pero no podemos hacerlo sin tu apoyo.

¡DESCUBRE CÓMO PUEDES AYUDARNOS!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad