HUYÓ DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA Y PERDIÓ LA CUSTODIA DE SUS HIJOS
Noticias

HUYÓ DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA Y PERDIÓ LA CUSTODIA DE SUS HIJOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS CAMPAÑAS!

Suscríbete a nuestra Lista de correos:

Ana Meira Castro perdió la custodia de dos de sus hijos con el argumento de que no podía garantizarles sus derechos. El mayor se ahorcó en un instituto de menores, según las autoridades.

El cuerpo de Darwin yace en el pequeño féretro. Tiene el brazo izquierdo sobre el estómago y el derecho caído al costado. Las piernas envueltas en una tela roja, cubiertas por un plástico transparente. La camisa azul le cubre hasta la parte alta de su cuello. Esta es la última imagen que Ana Meira Castro tendrá de su hijo de 14 años.

Ana Meira abandonó el barrio Pambilero –en El Charco, municipio costero al noroccidente de Nariño– por «los conflictos y la violencia». Una tarde de 2007 su barrio se llenó de extraños armados. «Los unos hablaban de los otros. Iban y venían en lanchas, buscaban comida e información. Nosotros nos limitábamos a atenderlos con respeto y a responder lo que requerían», recuerda.

—¿Dónde está Edison? —preguntaron por el papá de sus hijos—. Si no aparece los matamos a ustedes.

Cada día Ana Meira se enteraba de los cadáveres que aparecían al costado de la carretera o de los restos humanos que arrastraba la corriente del río Tapaje. Las amenazas de esa gente son serias, pensó. No había más tiempo: empacó las pocas cosas que tenía y se fue con sus cuatro hijos a Cali. Tenía 24 años.

RELACIONADO:  ESPAÑA VIOLA LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS MENORES MIGRANTES NO ACOMPAÑADOS

LEER LA HISTORIA COMPLETA:
https://www.eldiario.es/desalambre/huyo-violencia-colombia-perdio-custodia-hijos_130_6126322.html

EDUCACIÓN ANTIRRACISTA

¿Quieres organizar campañas, proyectos o actividades sobre migraciones o antirracismo? ¡Podemos ayudarte!
Más info»

Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad