SEMIESCLAVITUD EN MELILLA: la historia del trabajador marroquí que cobraba 120 euros al mes y dormía en la trastienda
Noticias

SEMIESCLAVITUD EN MELILLA: la historia del trabajador marroquí que cobraba 120 euros al mes y dormía en la trastienda

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS CAMPAÑAS!

Suscríbete a nuestra Lista de correos:

La historia de Samir Ouchen (nombre ficticio) y su compañero, después de trabajar durante jornadas completas y horas extra por un salario de 120 y 600 euros respectivamente que se encontraban, según el atestado policial, en «condiciones de semiesclavitud».

Diez días después de aquella madrugada en que la policía le sobresaltó mientras dormía, Samir Ouchen explica las condiciones en las que trabajó durante más de cinco años en esa pequeña churrería por un centenar de euros al mes. «Estoy luchando por mis hijos. Si no lo hago yo, ¿quién lo hará?», se pregunta el hombre de 51 años.

«Llevo 13 años trabajando en Melilla, sin contrato porque nadie me hace contrato. Los últimos cinco años y medio, casi seis, los he pasado en la cafetería trabajando mucho y cobrando muy poco», relata Samir.

Durante estos cuatro meses se aseaba «como podía» en los servicios de la cafetería, los mismos que utilizaban los clientes, sin apenas ventilación y condiciones insalubres, que representaban un peligro para los trabajadores y clientes.

Comían al finalizar su jornada alimentos procedentes de la caridad de los vecinos de viviendas de los alrededores.

LEER LA HISTORIA COMPLETA:
https://www.eldiario.es/desalambre/semiesclavitud-churreria-melilla-trabajador-marroqui-cobraba-120-euros-mes-dormia-trastienda_1_6129448.html

Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad