EL NUEVO PACTO DE MIGRACIÓN Y ASILO DE LA UE: más represión, menos derechos
Noticias

EL NUEVO PACTO DE MIGRACIÓN Y ASILO DE LA UE: más represión, menos derechos

El 23 de septiembre de 2020, la Unión Europea (UE) presentó el nuevo Pacto de Migración y Asilo, que fortalecerá las fronteras y seguirá condenando a la indefensión y a la muerte a miles de personas que buscan asilo en una Europa que cada vez se vuelve menos solidaria y más fortaleza.

NO ES UN PACTO DE MIGRACIÓN Y ASILO, SINO DE CONTROL DE FRONTERAS

Éste no es un Pacto sobre Migración y Asilo, sino sobre control de fronteras. Si bien dedica algunas secciones a hablar de la atracción de talento, la única vía que plantea para la inmigración legal, habla principalmente del control de fronteras. No existe una panorámica integral de las políticas de inmigración y asilo, y el control fronterizo sigue siendo la principal obsesión.

Algunas novedades del Pacto de Migración y Asilo de la UE son la evaluación previa a la entrada de los solicitantes de asilo, la «solidaridad» entre estados europeos para la reubicación de las personas no retornadas a su país o bien patrocinando el retorno y un plan de preparación para crisis migratorias, que debe servir para mejorar la capacidad de anticipación y respuesta ante situaciones excepcionales.

Los puntos criticables incluyen el hecho de que solo presta atención a las entradas de carácter irregular y desatiende las entradas regulares y seguras. La única propuesta nueva, los partenariados de talento, quedan sin desarrollar.

RELACIONADO:  DECEPCIONANTE E HIPÓCRITA: ASÍ ES EL NUEVO PACTO DE MIGRACIÓN Y ASILO EUROPEO

Se hace pivotar el Plan en un sistema fallido como el retorno, cuyo fracaso nunca ha dependido de la acción de los estados miembros. La mirada más integral ha quedado reducida al mero control de fronteras, fortaleciendo la mirada securitizada de la movilidad humana. No se cambian los marcos mentales y de acción.

Con un eslogan de «responsabilidad y solidaridad» este nuevo Pacto de Migración y Asilo de la UE prima la represión y la expulsión, en lugar de garantizar los derechos de los solicitantes de asilo y migrantes en general. Además, refuerza su carácter represivo con la creación de una Guardia Fronteriza que comenzará a operar en enero de 2021.

FUENTES:

Somos una red de personas y colectivos migrantes que buscamos crear conciencia y movilización contra el racismo estructural, los discursos de odio y las políticas xenófobas que nos criminalizan. ¡ÚNETE!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad